Saborea el delicioso hummus de berenjena sin tahini en solo 10 minutos

5/5 - 1 voto

hummus de berenjena sin tahini

¿Buscas una deliciosa y saludable opción para acompañar tus comidas? El hummus de berenjena sin tahini es la respuesta perfecta. Esta receta sorprenderá a tu paladar y te llenará de nutrientes. Sigue leyendo para descubrir cómo prepararlo.

¿Qué es el hummus de berenjena sin tahini?

El hummus de berenjena sin tahini es una variante del clásico hummus en la que se sustituye la pasta de sésamo por berenjena asada. El resultado es un dip suave y cremoso, con un sabor ahumado característico de la berenjena. Además, al no llevar tahini, es una opción ideal para aquellos que tienen alergia o simplemente quieren probar algo diferente.

Información previa

  • Número de comensales: 4
  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo estimado de preparación: 30 minutos

Ingredientes

  • 1 berenjena grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lata de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Jugo de 1 limón
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pimentón dulce (opcional)

Pasos para la preparación

  1. Precalienta el horno a 200°C. Corta la berenjena en rodajas y colócalas en una bandeja para hornear. Agrega sal y un poco de aceite de oliva. Asa la berenjena en el horno durante 20 minutos, o hasta que esté tierna.
  2. En un procesador de alimentos, coloca la berenjena asada, los dientes de ajo, los garbanzos cocidos, el aceite de oliva, el jugo de limón, la sal y la pimienta. Tritura todo hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  3. Prueba y ajusta los condimentos según tu preferencia. Si deseas un sabor extra, puedes añadir un poco de pimentón dulce.
  4. Sirve el hummus de berenjena sin tahini en un plato hondo y decora con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de pimentón dulce. Acompáñalo con pan pita o vegetales frescos.

Beneficios del hummus de berenjena sin tahini

El hummus de berenjena sin tahini es una excelente fuente de fibra, proteínas y grasas saludables. La berenjena aporta antioxidantes que ayudan a proteger las células del cuerpo. Además, al contener garbanzos, este dip también es rico en hierro y magnesio.

Recomendaciones y consejos

Para obtener un hummus aún más suave, puedes retirar la piel de la berenjena después de asarla. Además, te recomendamos dejar reposar el dip en el refrigerador durante al menos una hora antes de servirlo, para que los sabores se mezclen y se intensifiquen.

Curiosidades sobre el hummus de berenjena sin tahini

Aunque el hummus tradicional se prepara con tahini, esta variante con berenjena se ha vuelto cada vez más popular en la cocina mediterránea. Puedes experimentar agregando otros ingredientes como comino, paprika o perejil fresco para darle un toque personal. Además, este dip es perfecto para acompañar platos de carne, pescado o simplemente para untar con pan crujiente.

Recomendado:  Descarga gratis el recetario vegetariano en formato PDF y disfruta de deliciosas y saludables comidas

Deja un comentario